:::: Uno de los complementos más destacados que ofrece el Nuevo Opel Corsa  es el Sistema FlexFix,  un portabicicletas integrado. La solución más cómoda, sencilla y funcional para el transporte de bicicletas que cumple la normativa de la Legislación del transporte de objetos en vehículos.

La ley del transporte de objetos en vehículos

La Ley del transporte de objetos en vehículos indica que si llevas la bicicleta en el interior del vehículo, en la parte destinada a los asientos traseros y al maletero, la bicicleta debe ir sujeta convenientemente por razones de seguridad. Si una patrulla de Tráfico de la Guardia Civil para tu vehículo y descubre que tu bicicleta no está debidamente sujeta, la multa económica puede ascender a los 100 euros.


En  caso de que lleves la bicicleta en la parte exterior del vehículo –en el techo o en la parte trasera-, si el agente de Tráfico considera que la bicicleta no está debidamente sujeta, no cuenta con la señalización necesaria y no cumple con la normativa vigente, la multa puede ascender a los 200 euros.

Fácil y rápida instalación en apenas dos minutos

Por  ello, el sistema FlexFix de Opel es un dispositivo ideal de fácil y rápida instalación, el tiempo de montaje se realiza en apenas dos minutos. Cuenta con las homologaciones necesarias para su utilización en tráfico abierto, además de disponer de dos luces de señalización adicionales posteriores y la correspondiente placa indicatoria de objetos. La matrícula posterior del vehículo también queda visible.

 

El portabicis que menos afecta al comportamiento del vehículo

En relación al comportamiento del vehículo, una prestigiosa revista de automoción española comparaba el FlexFix con el resto de sistemas del mercado, llegando a la conclusión de que se trata del sistema menos ruidoso y además mejora el consumo de combustible en 2 litros a los 100 km con respecto a los porta bicis de techo y en 1,5 litros con respecto a los porta bicis traseros.

FlexFix queda totalmente oculto cuando no se necesita

La comodidad y la ergonomía son dos de sus otras virtudes. No supone complicadas posturas de espalda en su colocación, ni sobreesfuerzos como los que, por ejemplo,  implican los sistemas portabicicletas instalados en los techos.

Cuando no se está utilizando el sistema FlexFix, éste queda oculto bajo el paragolpes trasero. Si lo queremos utilizar, basta abrir el portón del maletero, presionar una pequeña palanca y la base en la que quedan sujetas las bicicletas emerge del paragolpes. El sistema de fijación consta de tres piezas de sujeción, una para el pedal y otras dos para cada una de las ruedas.

Este dispositivo FlexFix puede cargar hasta dos bicicletas y un total de 40 kg de peso.

FlexFix se puede integrar en el vehículo desde tan sólo 460€.

Si quieres saber más sobre Opel Corsa visita la web de Opel